Revista Latinoamericana en Israel

Saturday
Oct 25th
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Acido Vital

Acido Vital

Notas cortas.

Impresiones y miradas sobre Lo que nos acontece.

Lo que nos molesta.

Lo que nos asombra.

 

Año 5 Número 29

Las historias del mejor taxista de Jerusalén

A Amnon lo conocí en un momento de dificultad, y desde entonces su nombre está estampado en mi corazón. Veterano de la guerra y la vida, nació en la ciudad vieja de Jerusalén y conduce un automóvil blanco en el que ocurren todo tipo de historias. La última vez me habló de uno de los asesinos más famosos de la ciudad, el mismo que se subió de repente a su automóvil hace varios meses para un descanso fugaz de la cárcel. Para robar un dinero, el hombre asesinó hace años a un guardia de supermercado en el centro de Jerusalén y cortó su cuerpo en pedazos que fueron a parar a sitios distintos. Desde entonces, su nombre se inscribió en la historia del crimen local y su vida se extingue en la cárcel, lejos de su familia y amigos que lo abandonaron después de conocer su escalofriante historia. Minutos antes, estuvo en ese mismo taxi el mayor experto de“Tanaj” (Biblia hebrea) en el mundo, inválido pero incansable. Para Amnon, esos hombres son el mejor ejemplo de lo que puede ser la vida: un instrumento para triunfar, para hacer el bien o para desperdiciarse y hundirse en los abismos de la maldad. A.P.

Huelga en el Coffee Bean

Desde hace más de seis meses se han visto en algunos medios de comunicación, las luchas que sostienen los empleados del bien situado caféCoffee Bean, Leaf and Tea cerca de la Plaza Rabin en Tel Aviv. Los empleados, que no superan en promedio los 22 años, (algunos latinoamericanos, como los mellizos Toledo que entrevistamos hace un par de años en PL) se organizaron para luchar por lo que consideran sus derechos básicos: recibir de manera justa las propinas, tener sillas donde sentarse cuando el cansancio los acose en medio de su jornada laboral, y que no les recorten sus pagos por las horas extras. Más allá de si tienen razón o no, se siente una frescura en el alma y un optimismo por un mejor Israel, al ver jóvenes recién salidos de las filas del ejército, que tienen la motivación y el coraje de generar un debate público y tratar de crear precedentes para los futuros empleados que hay y habrá a lo largo y ancho de Israel. Por eso me alegré cuando quise entrar a este café, y los “huelguistas” me entregaron su manifesto en las puertas del lugar, y aunque me dijeron “el café está abierto y usted puede entrar si así lo desea”, me invitaban a identificarme con ellos en su lucha. No sé si logren lo que esperan, pero sólo por apoyar iniciativas como ésta, sobre todo viniendo de jóvenes que aún sienten y creen firmemente que el mundo se puede cambiar, no entré y opté  por buscar otro café donde escribir esta nota.P.CH.

El amargado del autobús

Comprobé en cuerpo propio lo que creía que era una leyenda urbana a pesar de que ya varias “víctimas” me lo habían reportado: que alguien en el bus te mande callar. Iba en el autobús de regreso a mi casa en compañía de mi amiga uruguaya y, como siempre, veníamos conversando -en voz baja- de esta vida y la otra. Cuando de repente, un joven sentado frente a nosotras nos gritó en hebreo “shhhh, silencio, silencio, me duele la cabeza, shhhhh, hijas de p...”, por no citar el sartal de insultos que nos lanzó. Entre ofendida, enojada y sorprendida por la violencia que se despertó en ese hombre sin una franca razón, contuve a mi amiga para que no se fuera a los golpes contra él y abrí una brecha en el tiempo para tratar de entender esta absurda escena (¡Qué vida tan triste y amargada debes llevar para irritarte hasta con las personas que hablan a tu alrededor!...). Yo, que prefiero tomarme todo por el lado amable, terminé por reírme junto con mi amiga cuando caímos en la cuenta de que habíamos entendido todo lo que dijo aquel huraño en hebreo, justo lo que habíamos aprendido ese día en elulpán: “Me duele la cabeza, me duele la espalda, me duele cualquier cosa”. Una risa para completar la tortura del grosero que seguro pensó que nos burlábamos de él. M.E

Paradójico Israel

¿Quién no se siente a veces molesto por la forma tan poco diplomática en que actúan los israelíes? Todos hemos vivido situaciones donde la presión que soporta Israel se refleja en la conducta de la gente. Los gritos por cualquier motivo, los intentos de "colarse" en la fila, las interrupciones cuando uno está  todavía realizando su consulta, la bocina que suena apenas el semáforo anuncia la luz amarilla, y mil ejemplos más. Son temas de la vida cotidiana que a quienes nos hemos educado en algunas reglas de caballerosidad diferentes nos molestan. Pero hay ocasiones en que pasa lo contrario, y entonces el asombro es doble. Así me ocurrió hace unos días viajando a Tel Aviv con gente amiga. De repente el motor se recalentó, empezó a salir humo y tuvimos que parar al costado de la carretera. A pesar de la lentitud del tráfico, al minuto se detuvo un auto delante de nosotros y bajó una chica preciosa. Nos preguntó qué pasaba, se lo explicamos, y con una sonrisa nos dio una botella de agua especial para radiadores. Nos explicó cuánto tiempo esperar y otros detalles técnicos muy prácticos -tengo que revisar mi desconfianza de las mujeres que conducen- y no aceptó que le pagáramos el agua refrigerante. Pero su sonrisa y la simpatía que nos regaló fue lo mejor de todo. Me hizo feliz el resto del viaje. E.Z.

Purim: Los detalles que no recordamos

Otra vez preferimos no prestar atención a esos “detallitos” que no nos gusta explorar, pero que nuestros detractores nos recuerdan. Festejamos vida, libertad, victoria, pero no nos quedamos allí. No basta con la derrota del enemigo. Gritamos hurras por su muerte, bailamos alrededor del ahorcado, nos embriagamos y hasta nos comemos sus orejas... Claro, como siempre, los sabios de barbas blancas nos explican que Amelek,Aman, o el de turno, son simplemente "símbolos" del mal y que por ello no estamos hablando de penas de muerte, ni de venganzas, ni de pasión por la muerte ajena. Por suerte, ningún medio de comunicación "antisemita" ha revelado que también nos comemos lo que está dentro de la oreja... ¿Cómo podríamos contestar? A.CH.

Civilización o barbarie

Uno de mis vecinos decidió arrojar por la ventana sus trastos viejos, acumulándolos en el espacio de los guardacoches del edificio. Tras ver esto, acudimos a la Municipalidad, quienes enviaron un móvil inmediatamente. Ellos, al presentarse en el lugar, nos informaron que no habían encontrado ninguna anormalidad. Hallaban "todo en orden". Les expliqué que no veían nada porque no habían ingresado al edificio ni al estacionamiento a constatarlo. Pero no hubo forma. Se fueron argumentando que ellos, por no ser policías, no pueden entrar a una residencia sin tener todos los permisos pertinentes. Y para peor, cuando intenté hacerle ver a mi vecino lo impropio de su comportamiento, hasta preguntándole si acaso eran animales para conducirse de tal modo, contestó que sí. Qué claro. El problema lo tienen los demás habitantes del edificio, que osan manejarse como seres humanos civilizados y pretenden (¡oh!) gozar del respeto a las leyes básicas de convivencia. S.C.

¿Los Beatles nos habrán perdonado?

El gobierno israelí, por medio de su embajador en Londres, le pidió perdón a los Beatles por no haber aceptado que actúen en la Tierra Prometida cuando estaban en su apogeo (cuarenta años atrás). El primer ministro de aquel entonces, David Ben Gurión, había considerado que la influencia de los músicos de Liverpool podía resultar negativa para la juventud israelí. Hoy, con varias décadas de retraso, nuestro gobierno trató de borrar la afrenta en forma diplomática. Desde esta columna de opinión pienso que fue tan ridícula la medida que se tomó en el pasado como la de ahora. ¿Ellos necesitan de nuestra disculpa? ¿Tiene el gobierno tanto tiempo y dinero como para gastar en un embajador en Londres que vaya a pedir perdón? ¿El gobierno pensará que está representando la opinión de su pueblo para conformar este desagravio? ¡Que George y John nos sepan comprender desde las alturas! Amén. J.B.

A.P. Adriana Puerta
P.CH. Paul Chamah
M.E. María Espinosa
E.Z. Eduardo Zalovich
A.CH. Azury Chamah
S.C. Sol Czeslar
J.B. Julio Bircz

 

Año 5 Número 28

Ni lo uno ni lo otro

Dicen que uno nunca deja de ser  olé jadash en el sentido de que el que hace  aliá nunca termina de integrarse definitivamente a la sociedad israelí. Siempre queda algún rastro de nuestra vieja cultura, ya sea la  mivtá - el acento dela...

Año 5 Número 27

Odiar al Tiv Taam

La cadena de supermercados Tiv Taam ha sido una de las que más ha crecido en los últimos cinco años. Se caracteriza por vender productos sin la autorización del rabinato como carne de cerdo o frutos de mar. La salubridad y la limpiez...

Año 5 Número 26

Viaje por la Ruta 4

Con ganas de aventura y de dejar atrás el asfalto de Tel Aviv part í junto a dos amigos y un auto hacia el norte de Israel. La ruta 4 era nuestra gu í a y un mapa del pa ís nuestro consejero. Ese Shabat lo pasar í amos fuera de la ...

Año 5 Número 25

Tufillo extraño en la ruta seis

Las rutas israel íes están permanentemente patrulladas por policías, cámaras registradoras de velocidades excesivas y todo tipo de señalización para evitar accidentes. La nueva autovía número 6 es la única en la que se ...

Año 4 Número 24

Manos que hablan

Sin café de por medio, pero con mucho lenguaje corporal, la pareja de jóvenes intercambiaba ideas en forma enérgica en uno de los corredores del centro de absorción de Raanana. Los pasos que me alejaban de ellos no me permitían escuch...

Año 4 Número 23

Una Gran Cadena

A ellos los conocí en un restaurante, por invitación de David, un colombiano que llegó por primera vez a Jerusalén hace dos meses. En el bus que lo condujo a Masada, este joven de simpatía impresionante y ojos que brillan, conoció  a u...

Año 4 Número 21

Lluvia sagrada

Se escuchan los primeros chaparrones y caen las primeras lluvias. Alcanzan unos minutos para que los semáforos dejen de funcionar, las calles se llenen de tierra y agua y, como consecuencia directa,  pkakim - embotellamientos- de norte a ...

Año 4 Número 20

Para siempre, Oz

Oz se fue sin despedirse. Ni siquiera alcanzó a presentir que no regresaría. Sobre las paredes de su casa campestre a unos cuantos minutos de Modiín, hay decenas de objetos, artículos de prensa y fotos en la que puede sentirse su gust...

Página 3 de 5

 

 

La foto de Piedra Libre:

EL BOSQUE DE PIEDRA LIBRE

Como parte de la celebración de los 10 años de nuestra revista Piedra Libre en junio 2013, hemos decidido festejarlo haciendo un bosque en asocio con el KKL. Lo haremos con las donaciones de todos los hispanoparlantes en Israel y en el mundo. Para ser parte del bosque: piedralibre@gmail.com / 972-74-7036444

 

 

 

Puntos de distribución

Para ver el listado completo de los puntos de distribución de Piedra Libre, haz click aquí

Contáctanos

Si deseas escribirnos, preguntarnos, opinarnos, escríbenos a nuestro email piedralibre@gmail.com o a nuestros teléfonos 074-7036444 / 054-5234119 / 052-7560058

Listado de Médicos hispanoparlantes en Israel

LISTADO DE MEDICOS HISPANO PARLANTES