Publicidad

  • Piedra Libre

Cocina mediterránea

Por Guille Segal


La cocina mediterránea consta de una deliciosa y variada gastronomía, así como de una justificada reputación de saludable, por eso creo que es muy importante conocerla y disfrutarla.

Esta cocina no pertenece a un país en exclusiva como su nombre indica. El área geográfica a la que pertenece abarca a todos los países que se bañan en el mar mediterráneo. De ella surgen cocinas tan populares como la española, la italiana, la griega y por supuesto la de nuestra región.

El ingrediente principal que une este tipo de cocina es el aceite de oliva, llamado oro líquido por sus grandes virtudes no sólo culinarias sino para el cuidado de nuestra salud. El clima mediterráneo que se caracteriza por inviernos suaves y veranos secos y calurosos, así como lluvias irregulares, influye en el tipo de platos de la cocina mediterránea.

Y si ya hablamos del aceite de oliva vamos a comentarles algo sobre sus mitos.

¿Es verdad que si su color es verde e intenso es bueno? No es verdad. El color verde de la oliva y el fuerte olor a aceitunas no son parámetros que se deben tener en cuenta para evaluar la calidad del producto. El aceite de oliva debe tener un color que varíe ente el amarillento y verde, y su gusto debe ser frutado y preferentemente amargo. La calidad del aceite de oliva depende de varios factores que podrían resumirse en tres puntos principales: la calidad de la aceituna que llega a la fábrica, el proceso de extracción en si mismo y la conservación posterior a su extracción.

Otros de los mitos dicen que si es añejo es mejor. No. No estamos hablando ni de vinos ni de whisky. Cuanto más nuevo, mejor. El proceso de envejecimiento de un aceite de oliva se inicia en el mismo momento en que se obtiene y con él se van perdiendo paulatinamente sus cualidades orgánicas y también nutricionales.

También aseguran que no sirve para freír. El aceite de oliva no sólo sirve para freír, sino que es más conveniente. Su estabilidad a altas temperaturas es mayor a la de otros aceites y grasas por lo que le permite mantener su calidad en nutrición.

¿Sabían también que el aceite de oliva es amigo del corazón y de tu salud? El aceite de oliva aporta predominantemente ácidos grasos monoinsaturados que actúan sobre el metabolismo de las grasas ayudándonos a proteger el corazón y los vasos sanguíneos.

Pues entonces  comencemos este nuevo año con mucha salud y vivencias  y cuidándonos mucho. Por un año de paz, amor y buenas ondas.



Receta publicada en PL62 - Septiembre/Octubre 2013

0 vistas