Días del teléfono

14.7.2010

Por Adriana Cooper

Nota publicada en PL43 - Julio/Agosto 2010

 

Aquel lunes de verano empezó con citas y trámites en varios lugares del centro de Jerusalén en los que encontré siempre al mismo personaje: el teléfono. De una forma no recordada y como si se tratara de una confabulación cósmica para ese día del año, en todos los sitios que visité, las personas hablaban por ese aparato. Una secretaria rusa se reía con su amiga en la línea mientras los pacientes esperaban recibir una cita. Minutos después, la funcionaria bancaria contaba el dinero mientras hablaba con su novio y a ella le siguió el peluquero que intempestivamente cambió sus tijeras por el móvil cuando escuchó el inconfundible ring. Aunque intenté molestarme, no pude. Era más fuerte el deseo de entender por qué para algunos hablar es más importante que concentrarse unos minutos en su trabajo o en los seres que tienen al frente. Un profesor me dijo que para muchos, hablar por teléfono mientras hay otros cerca, es su forma de demostrar que son importantes y amados. Para otros, es su forma de escapar de la abrumadora realidad y del trabajo que bien visto, es la oportunidad para expresar nuestros talentos y aprender. No importa la razón, lo cierto es que Israel sería un país más profesional y avanzado, si en lugar de hablar tanto en plena jornada laboral, cada uno tuviera el propósito de ser el mejor en lo que hace. 

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019

July 22, 2019

Please reload

Búsqueda por sección