Otras locas como yo

14.9.2010

Por Luciana Altoni

Nota publicada en PL44 - Septiembre/Octubre 2010

 

Cuatro meses atrás decidí comenzar a estudiar hebreo en el ulpán, y debo decir que mis expectativas en cuanto a mis futuras "relaciones públicas" no eran las mejores. Conocidos habían advertido que la mayoría de mis nuevos compañeros serían mucho mayores que yo y que solo hablarían ruso. Grosero error. Ya desde el primer día de clases pude encontrarme con otras locas como yo: chicas que dejaron todo por amor, que cambiaron su país de origen y hoy viven acá junto al hombre que aman. Con el correr de los meses esa relación se fue afianzando y las horas de café, las charlas femeninas y los consejos para los temas legales no tardaron en llegar, confirmando mi teoría de que las mujeres sienten y piensan igual en todo el planeta. Ese primer grupo de amigas fue un paso importante para mi tarea de "acostumbramiento" en Israel y hoy puedo decir que en el ulpán no sólo aprendí hebreo, sino también el arte de hacer amigos destruyendo las barreras del idioma. Ulpán querido: ¡Todá rabá!

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019

July 22, 2019

Please reload

Búsqueda por sección