Una oda a María

14.5.2013

Por Adriana Cooper

Nota publicada en PL60 - Mayo/Junio 2013

 

Nunca entendí bien cómo las familias israelíes o en Estados Unidos  se arreglaban para criar niños y mantener una casa sin la ayuda de una empleada doméstica. Hasta el día de hoy no lo entiendo y me producen una admiración infinita. Aunque algunos se ayudan con personas que van una vez por semana, la cotidianeidad, a veces tan abrumadora, le pertenece casi siempre a la familia. De regreso a Colombia por una temporada y con un trabajo de tiempo completo, niñas pequeñas y un esposo que viaja seguido, no quedó otro remedio. Tuve que buscar ayuda de alguien. Cuando estaba en Jerusalén y el cansancio me dominaba en las noches, siempre pensaba que tendría mi propia María. Incluso se lo decía a mi esposo quien no entendía bien el tema y creció en la cultura del auto servicio. María toca la puerta en las mañanas, recibe instrucciones y está lista para hacer lo que le pidan. Tiene buen humor y una tranquilidad que agradezco.  Es servicial y tranquila. Aunque muchos en Israel creen que la presencia de estos seres en nuestras vidas es un resquicio de los tiempos de esclavitud, intento darle lo más que puedo para que esté bien y salga adelante. Porque sin ella y ante las circunstancias actuales, tal vez colapsaría. Gracias María por existir.

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019

July 22, 2019

Please reload

Búsqueda por sección