Por los Amigos

14.7.2014

Por Guille Segal

Receta publicada en PL67 - Julio/Agosto 2014

 

 

Cuando se está festejando por el Cono Sur el día del Amigo, precisamente el 20 de julio, día que el hombre llegó a la luna, que mejor que dedicarles estas líneas a todos mis amigos que somos pocos, pero buenos; y en pocas palabras, son la familia que uno elige.

 

Por eso brindamos, por la amistad, por mis amigos de aquí y los de allá, que a pesar de la distancia, siempre están. Y como yo no soy muy amante de las bebidas alcohólicas, me permito brindar con la bebida más rica del verano, "la limonada".

 

 

Es la bebida de moda y hace bien. De la mañana a la noche, a solas o combinada, cuando parecía destronada para siempre por los jugos en polvo y las aguas saborizadas, volvió la limonada a la mesa de bares, cafés y restaurantes que combinan decoración retro y gastronomía saludable.

 

 

Pero, más que una moda, esta bebida simple y tan ligada a la infancia debería ser una gran excusa para aprovechar las múltiples propiedades del limón, ingrediente fundamental de este clásico refresco “made in casa” que ahora se elabora con técnicas “cocteleras” (batida, en granita o frozen) y que a la fórmula básica suma sabores orientales como menta, jengibre y lemon grass.

 

 

Originario del sudeste asiático, el limón es una de las frutas más completas. Claro que no todos los consumidores la eligen por sus propiedades (es muy rico en vitamina C y flavonoides, entre otras), sino por sus cualidades refrescantes y porque su costo no excede el de las bebidas industriales.

 

Libre de conservantes (salvo los agroquímicos de la fruta y el azúcar), presentada cual cóctel (decorada, en vaso largo y con pajita), en antiguas botellas de vidrio o en jarras para compartir (como el Gin Tonic, furor en España), la receta no cambió: lo que se cambió es la técnica de elaboración. En algunos lugares sirven la versión frozen (similar al Daiquiri) o bien en granita (el refresco congelado y picado con cuchillo); otros congelan antes la pulpa de la lima o el limón; en algunos bares licuan hasta las hojas de menta y, en otros, las agregan enteras y con mucho hielo.

 

Para hacerla en casa el costo es mínimo. Van algunos secretos: congelar limonada en cubeteras para servirla en las próximas preparaciones, la miel no sabe como el azúcar (o el almíbar) y con albahaca queda más rica que con menta.

Pues entonces como diría el Nano Serrat "Por eso es que a mis amigos los mido… en síntesis, los tengo muy escogidos, son los mejores de cada casa". Salud y hasta la próxima.

 

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

February 3, 2020

January 28, 2020

November 16, 2019

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

Please reload

Búsqueda por sección