Samuel Azout: Corazón y emprendimiento social

11.9.2015

Texto: Adriana Cooper / Fotos: Cedidas por el entrevistado
Entrevista publicada en PL74 - Septiembre/Octubre 2015

 

 

A partir de esta edición, Piedra Libre inicia una serie de entrevistas a personas que se han destacado en Latinoamérica e Israel por su aporte a la sociedad en la que viven. En esta oportunidad conversamos con Samuel Azout quien después de pasar y destacarse en el sector público y empresarial, se dedica a apoyar fundaciones y proyectos que demuestran que sí es posible lograr un mundo mejor y más ecuánime.

 

No hay que ser un gran sabio para darse cuenta que convierte en éxito lo que toca. Desde

que era gerente de la cadena de almacenes familiar Vivero, su nombre comenzó a sonar en Colombia y Latinoamérica. Con la venta de ese negocio y después de participar en otros proyectos empresariales, decidió aportarle al emprendimiento social que facilita y permite el progreso. Es un convencido que la desigualdad es un elemento que no permite una sociedad sana y en paz. Por su experiencia y la confianza que generó fue nombrado en el 2010 como Alto Consejero para la Prosperidad Social del presidente Juan Manuel Santos. Desde que dejó ese cargo, está dedicado a sus proyectos de emprendimiento. Uno de ellos es Fútbol con Corazón, un programa que ha sido reconocido internacionalmente y a través del fútbol fomenta el emprendimiento. Comenzó con niños y jóvenes de Barranquilla, Colombia. Con buen humor, pasión por el servicio, determinación y un liderazgo evidente y contagioso, “Samy”, como es conocido por sus amigos y cercanos, ha avanzado hasta convertirse en uno de los filántropos judíos más destacados en Latinoamérica. Lector, deportista y amante de los viajes, está convencido en el poder de la educación. 

 

PL: ¿Cómo llegó su familia a Colombia?
SA:
Mi abuelo paterno, Jacobo Azout,  llegó a Colombia en 1920 procedente de Jerusalem, su ciudad de origen. Se casó en Colombia con una inmigrante siria. Mi abuelo materno llegó casado de Estambul también a principios del siglo pasado. Mis padres son ambos colombianos de nacimiento.
 
PL: ¿Cómo fue el proceso de adaptación?
SA:
Como la mayoría de los inmigrantes de la época, llegaron a buscar un futuro en las Américas dada las condiciones difíciles que atravesaban en sus lugares de origen. Fueron parte de una generación que logró una vida digna con base en el trabajo honesto y un gran esfuerzo personal.

 

PL: ¿Dónde creció? Qué recuerda especialmente de los días de la infancia?
SA:
Nací y crecí en Barranquilla, una ciudad caribeña, de ambiente alegre y tropical. Mi vida se desarrolló de manera simple alrededor de la escuela y de la pequeña comunidad judía. Desde niño me gustó el estudio, era curioso de las ciencias sociales y me gustó el deporte, en particular el fútbol que me cautivó desde la infancia. Es el deporte más popular en Colombia.

 

PL: ¿Cuál cree que fue la clave para que su familia tuviera éxito con los almacenes Vivero y Carulla?
SA:
Un gran equipo humano siempre es la clave. Habría que destacar también una cultura organizacional basada en inclusión y respeto hacia clientes, empleados, proveedores, accionistas. A esto le sumamos audacia para innovar y tomar riesgos y por último, disciplina estratégica. 

 

PL: ¿Por qué quiso estudiar Eco-nomía, Negocios y Administración?
SA:
Me encantó desde que tomé el primer curso, un preparatorio opcional en la escuela. Estudié negocios y administración porque debía regresar con conocimientos para ayudar a mi padre en su negocio. Fui muy afortunado de poder hacer mis estudios y tener una experiencia como estudiante en Estados Unidos. Me dio una perspectiva más amplia de vida, me amplió los horizontes mentales.

 

PL: ¿Cuáles considera que fueron sus primeras enseñanzas en el exterior? ¿Qué cambió en usted después de estudiar fuera de su país?
SA:
Estudié en los 70’s en Cornell University, una universidad liberal. En esa época había mucho activismo estudiantil en temas controversiales como homosexualismo, drogas, derechos civiles para las minorías, etc. Viniendo de un ambiente conservador y relativamente protegido, esto me causó asombro y curiosidad. 
El reto académico era grande, eso me ayudó a tomar mi carrera en serio. Maduré mucho como persona y adquirí conocimientos técnicos que más adelante resultarían valiosos en el trabajo. 

 

PL: ¿Qué lo marcó o impactó profundamente que lo hizo dejar de dedicarse a los almacenes y trabajar con las fundaciones?
SA:
Aún como empresario privado, siempre me interesaron los retos sociales y económicos de los países y de la humanidad. Cuando se vendió la empresa de la cual yo era CEO, la vida me dio una oportunidad de escoger una nueva carrera. Luego de tomarme un año sabático para estudiar, decidí dedicarme al emprendimiento social, carrera que interrumpí durante tres años para servir en el gobierno nacional como Alto Consejero Presidencial para la Política Social.

 

PL: ¿Por qué cree que Fútbol con Corazón (FCC) fue reconocido como uno de los mejores programas para desarrollo en el mundo?
SA:
Fuimos reconocidos como uno de los mejores programas en deporte para el desarrollo. Creo que se debe al trabajo que hemos hecho con jóvenes vulnerables que se han preparado como emprendedores sociales. La metodología pedagógica de FCC es costo-eficiente y de alto impacto. En realidad, el compromiso y capacidad del equipo de jóvenes que lideran el desarrollo de niños y otros jóvenes es la razón del éxito.

 

PL: Menciona o describa un momento desafiante en su vida.
SA:
Fue difícil defender ante el Congreso y entidades del gobierno nacional las reformas que se debían hacer del Estado en materia de política social. Requería no solo conocimientos y justificaciones técnicas, sino políticas. Fue un desafío.

 

PL: ¿Qué elementos debe tener un emprendedor?
SA:
Integridad, innovación, iniciativa, pasión, capacidad para entender que el fracaso hace parte del éxito. Pero sobre todo, el carácter para asumir riesgos.

 

PL: ¿Cree en el concepto judío de Tikun Olam?
SA:
Si Tikun Olam significa acción social positiva, entonces creo en el concepto. Sé que el término tiene diferentes interpretaciones pero lo que está claro que servir es propio del género humano, de la vida como judío y de una existencia con significado. 

 

PL: ¿Hay algún personaje judío que admire y por qué?
SA:
Si. Shimon Peres, por su inteligencia, vocación de paz y logros diplomáticos.

 

PL: ¿Qué cree que le ha aportado el judaísmo a su forma de proceder en su empresa y organizaciones?
SA:
Crecí en una familia judía con valores judíos. Por medio del ejemplo de mis padres y abuelos, a temprana edad aprendí acerca de la fe religiosa y la importancia de  los valores humanos. Esos marcaron mi proceder en los negocios. Supongo que también llevo en la sangre que la tradición milenaria de mis antepasados en el comercio. 

 

PL: ¿Qué podemos aprender de Israel?

SA: El espíritu emprendedor e innovador de su economía y sus empresarios.

 

PL: ¿Cuál cree que es la clave para combatir la inequidad creciente en el mundo?
SA:
No hay secretos ni fórmulas mágicas. Importante aceptar que es una misión no sólo para el Estado sino también para el sector privado, la academia y la sociedad civil. Requiere buenas políticas públicas, gobierno transparente y eficiente, efectiva coordinación pública-privada y crecimiento económico. Es fundamental reconocer que la equidad no se puede imponer, hay que construirla con todos los actores de la sociedad, especialmente los más excluidos. 

 

PL: ¿Cómo es educar niños judíos en la diáspora?
SA:
Tengo tres hijos: Sophie de 29 años, Sara de 27 y Alberto de 25. Todos son profesionales y tienen carreras independientes. 
Es un reto acoger y disfrutar la cultura propia del país que recibió a nuestros abuelos y a la vez mantener intactas nuestras costumbres judías. El judío en la diáspora debe seguir el camino de los mitzvot, trasmitir los valores culturales y religiosos a sus hijos y ser ejemplo de ciudadanía positiva.

 

En el 2011 el programa de su fundación Fútbol con Corazón fue reconocido por “Beyond Sports” en Chicago como el mejor programa de fútbol para desarrollo en el mundo.

 

PL: ¿Hay algún valor o concepto judío que se ha esforzado en transmitir a sus hijos?
SA:
Especialmente cuatro: fe en un solo Di-s, la integridad en todos los actos, la importancia de la familia y la responsabilidad ante sus semejantes. 

 

PL: ¿Es practicante?, ¿conserva o sigue alguna tradición judía?
SA:
No soy observante ni guardo el sábado pero celebro con devoción las fiestas judías más importantes y practico las leyes alimentarias de la kashrut. Estoy casado con una mujer observante y eso  me mantiene muy cerca a las tradiciones semanales como Kabalat Shabat, Havdalá, encendido de velas, etc.

 

PL: ¿Se ha sentido alguna vez discriminado o ha sido tratado diferente en algún momento en Colombia por ser judío?
SA:
He visto solo casos aislados de discriminación. No se siente discriminación, algunos prejuicios si se pueden sentir, pero no a nivel de confrontación. Colombia es un país muy católico y también tiene larga historia de valores democráticos y liberales. En general, los judíos somos bien aceptados y respetados. 

 

PL: ¿Qué le gusta hacer en el tiempo libre que le queda?
SA:
Me gusta leer, viajar o ir de paseo con la familia. Veo mucho fútbol y no dejo de hacer algún ejercicio físico todos los días.

 

PL: ¿Ha estado en Israel? ¿Qué impresión le causó?
SA:
Israel me causa mucha admiración. Es admirable la sociedad abierta, democrática, liberal y próspera que se ha construido en tan poco tiempo. Pero no deja de preocupar una pequeña isla de libertad y democracia en medio de un mar de enemigos extremistas y violentos.

 

PL: ¿Cree que es posible lograr actualmente la paz en Colombia?
SA:
Si es posible lograr la paz. Pero hay que tener en cuenta que no se logra sólo con la firma de un acuerdo entre el gobierno y la guerrilla. Requiere satisfacer las necesidades básicas de la población, garantizar goce efectivo de derechos, lograr igualdad de oportunidades para los ciudadanos y reducir las inmensas brechas sociales que tenemos en Colombia.

 

PL: ¿Qué puede tomar Israel de Colombia?
SA:
Colombia tiene una extraordinaria biodiversidad, representada en exuberante riqueza de su flora y fauna. Es una sociedad multicultural y mega diversa que está representada en una población rica en costumbres, tradiciones y folclor. Colombia es un excelente destino para experimentar diferentes culturas, climas y vegetación desde sus costas, llanuras, desiertos, selvas y montañas.

 

PL: ¿Cuáles son las metas a futuro de sus fundaciones?
SA:
Las organizaciones sociales más exitosas logran impacto, sostenibilidad financiera y gran escala. Actualmente trabajo para que Fútbol con Corazón (www.fcc.futbol) pueda crecer de manera sostenible y hacer un gran aporte al cambio social.

 

PL: ¿Cuáles son sus sueños futuros?
SA:
Sueño con implementar un modelo de transformación social basada en empoderamiento de jóvenes a tal escala que logre un avance social significativo de toda una población.

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

November 16, 2019

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019