El Theodoro Hertzl: un colegio sionista en la diáspora con 70 años

22.1.2017

Por Adriana Cooper

Nota publicada en PL82 - Enero/Febrero 2017

 

 

Hace unos meses celebró su aniversario este lugar que es ejemplo de convivencia y celebra los aportes de la cultura judía.

Con una satisfacción evidente en la cara, Don Léon Manevich, una de las personas que mejor conoce la historia de la comunidad judía local cuenta que cuando el entonces canciller israelí Shlomo Ben Ami, visitó el Colegio Theodoro Hertzl en Medellín, Colombia, no lo creía: dentro de los salones había niños judíos y no judíos estudiando hebreo y entonando algunas canciones en ese idioma. Para los profesores, directivas y familias de los niños, ese es un acto cotidiano y normal que lleva varias décadas repitiéndose con algunas variaciones naturales. ¿Por qué? Desde su creación hace setenta años, sus fundadoras pensaron en dar buena educación y no se preocuparon tanto por las limitaciones de aquella época en la que hombres y mujeres estudiaban por separado o se veía con recelo a los niños que tenían una condición diferente. La historia local cuenta que fue fundado por la señora Rosa Yanovich y un grupo de amigas que habían llegado provenientes de Europa huyendo de la oscuridad y tristeza del Holocausto. Fue el primer colegio local en el que estudiaban juntos niños y niñas. Décadas después también se convirtió en la primera institución que dejó la ciudad y se instaló a las afueras para disfrutar de un ambiente más natural, libre y relajante.

 

Entre sus logros, este colegio resalta su interés constante en que los niños sean felices en él sin importar su origen o tipo de familia. Foto: Adriana Cooper

 

ESENCIA JUDÍA Y PLURAL

Arturo Yanovich, hijo de la fundadora, cuenta que era un niño cuando su mamá decidió crear este colegio. “Yo tenía alrededor de seis años cuando mi mamá, Rosa Yanovich, decidió crearlo junto a señoras de nuestra naciente comunidad como Sara Manevich, Simone Vaadia, Sonia Glottman y Claudine Halpert. Con la ayuda de ellas, se convirtió en la primera rectora. Agrega que “aquellos eran días de austeridad. Los salones de clases estaban llenos de banquitos de madera donde se sentaban y que eran diferentes porque cada uno lo había traído de su casa. Al comienzo, las clases se hacían en un patio grande que había al lado de la sinagoga que en ese tiempo estaba localizada en el sector de Zea, en pleno centro de Medellín, Colombia. “Desde los comienzos se enseñó hebreo y los intentos de que aprendiéramos Idish, el idioma de los judíos de Europa Oriental, no persistieron porque también teníamos que saber bien español y adaptarnos al nuevo país. Al principio sólo se hablaba del colegio y posteriormente se le asignó el nombre de Theodoro Herztl”. Actualmente sigue siendo parte de la comunidad judía local que está comprometida con la ciudad y cuyos integrantes se consideran completamente colombianos y al mismo tiempo honran a Israel. Por estos días empiezan el año escolar niños de varias nacionalidades, idiomas, tipos de familia o creencias. Las fiestas judías se viven desde una perspectiva universal que lleva a tomar en cuenta los mensajes que son relevantes a todos porque “antes que el credo o los diferentes estilos de aprendizaje, somos humanos”, dicen sus directivas.En sus salones los niños aprenden a través del juego y en tres idiomas. También se practica la metodología israelí “Horaá Mutemet” que promueve una enseñanza adaptada a las diferentes personalidades. Este punto refleja bien el interés del colegio para que sea un lugar donde los niños estén realmente alegres y nadie sea tratado diferente por su condición. Por estos días, 470 estudiantes hacen parte del colegio. Su rectora Nidia Londoño dice que más que una institución educativa, es una gran familia en la que todos se conocen. Por eso es común ver como todos se llaman por su nombre. Del total de estudiantes, alrededor del 77 por ciento pertenece a la religión católica, 10 por ciento a la judía, ocho por ciento a la cristiana y cinco por ciento no profesa ninguna religión. Ese ejemplo de convivencia religiosa se ve a diario en un momento llamado reflexión. Alrededor de las 11 de la mañana, los niños judíos van a la sinagoga para el rezo diario con el rabino y el resto se reúne para hablar de cómo ser mejor persona o mejorar un comportamiento específico. Esta tolerancia y respeto por la diversidad humana, también explica que en cierto momento de la semana, los judíos vayan a su clase de religión mientras que los católicos hacen lo mismo en otro lugar del colegio. Los niños que no profesan ningún credo se reúnen para hablar de espiritualidad o valores humanos. Esta diversidad de niños hace que sea un desafío constante ya que cada evento o actividad se planea pensando en todos y en la forma en que pueden incluir cada cultura o forma de ver el mundo.

En medio de tanta diversidad, la esencia del colegio sigue siendo judía. Se celebran todas las fiestas del calendario, cada salón de clases tiene un valor humano escrito en hebreo y cada semana los niños del colegio se reúnen para celebrar Shabat. También se reúnen en el tiempo de las fiestas judías o se realizan eventos que tienen que ver con el pueblo judío como es el caso del Holocausto que se recuerda cada año. La bandera de Israel está presente en los actos principales y sus colores hacen parte de todas las publicaciones y medios institucionales. Cada año un grupo de estudiantes viaja a Israel y siempre están atentos a lo que ocurre en ese país. Las fiestas judías se celebran teniendo en cuenta su mensaje y cómo éste puede aplicarse a la vida diaria. De ello se encarga el rabino Yona Brill quien llegó de Argentina hace un año y el Área Judaica del colegio que lidera la celebración de eventos y festividades durante el año. Y desde que sea posible, se hace un paralelo con la cultura colombiana. La cultura israelí también está presente en el colegio. Se proyectan videos, se enseñan los bailes y se difunde el trabajo de sus autores. Durante el año reciben la visita de personas provenientes de Israel y cuentan con el apoyo constante de la embajada de ese país en Colombia.

 

Este colegio está localizado a las afueras de Medellín, en una zona que actualmente es admirada por su riqueza natural y cercanía a la ciudad. Foto: cedida por el Colegio Theodoro Hertzl.

 

ESTUDIAR EN MEDIO DE LA NATURALEZA

Hace un par de meses llegó al colegio el profesor Mario Sinay quien nació en Argentina y desde hace años vive en Israel donde es una autoridad en temas del Holocausto. Viaja cada año por diversos lugares del mundo educando y llevando su mensaje. Llegó para participar con un evento académico que hace parte de la celebración de los setenta años. Al iniciar su intervención, agradeció la invitación y dijo que en tantos años no había estado en un colegio tan bonito. Y es que muchos de los que llegan a él se sienten impresionados con sus instalaciones ubicadas en las afueras de Medellín en medio de las montañas del municipio de El Retiro. Por esta razón, los niños de todos los grados pueden recorrer el sendero ecológico, estudiar las plantas, visitar la huerta escolar donde cultivan verduras o pasar cerca del arroyo cercano. Al mismo tiempo aprenden sobre las especies nativas y la importancia de cuidar la naturaleza.Esta suma de factores es la que explica por que tiene todos los lugares reservados hasta el año 2021 porque lo visitan mamás con bebés de escasos meses o que llegan con la ecografía en su mano. A pesar de la demanda, el colegio tiene claro que crecerá hasta cierto punto. “La meta hasta el 2024 es duplicar su tamaño porque no quieren perder ese aire de familiaridad. Su rectora Nidia Londoño lo explica: “No queremos crecer mucho porque nuestra principal fortaleza es ser una familia grande donde todos nos conocemos”.

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

November 16, 2019

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019

Please reload

Búsqueda por sección