Entrevista a Claudio Chorubczyk: Ese maldito descubierto

4.6.2017

Por Marcos Lion

Entrevista publicada en PL84 - Mayo/Junio 2017

 

El sistema económico está estructurado de manera engañosa de tal forma que la mayoría de los ciudadanos no estamos preparados para manejarnos en forma independiente. La oferta y el acceso al dinero, en especial al electrónico hace que nos veamos influenciados por el híper consumo y los deseos de compra superen las necesidades y las posibilidades de cada uno.

 

Claudio Chorubczyk: "El cambio empieza en el momento en que se acabaron todas las excusas".

 

Existen quienes logran por cuestión de carácter, educación o formación sortear la barrera y vivir tranquilos pero los números de familias en descubiertos son alarmantes. Ante esta realidad surge como una necesidad la posibilidad de contar con una ayuda externa que le permita a la familia encausar sus problemas financieros. Claudio Chorubcyk es un especialista en el tema.

En su adolescencia Claudio participó en los movimientos juveniles sionistas. Cuando su grupo se preparaba para vivir en Israel, él se casó y esperaba un hijo; por lo que tuvo que empezar a ocuparse de la subsistencia de su nueva familia. Inmediatamente se integró a trabajar en una fábrica familiar de jeans y los avatares de la economía argentina harían que la fábrica no pudiera superar una de las cíclicas crisis y cerrara. Esta situación lo dejó con su mujer, un hijo y sin trabajo…Debía empezar de cero y para comenzar algo nuevo decidieron con su esposa venir a Israel.

Después de dos años de estar casados, llegó en mayo de 1987, con su mujer y un hijo de un año. Hoy ese niño tiene 31 y completan su familia una hija de 27 y otro hijo de 18, nacidos aquí.
Luego de sus primeros pasos como olim en diferentes ulpanim, desde 1988 hasta 1994 se integra como miembro en el kibutz Adamit, donde se especializó en la crianza de pollos de engorde. Luego de esta etapa, y a pesar de que les gustaba la vida de kibutz, quisieron salir para vivirlo de otra manera. Se trasladan al kibutz Farod, pero no como miembros sino como familia externa. Allí siguió desarrollando tareas como responsable de los gallineros, y en el año 1999 con 36 años de edad se le presenta un problema de salud que lo obliga a cambiar de trabajo. Deciden instalarse en un departamento propio en la ciudad de Maalot, donde está hace ya 17 años.

En el 2005 se interesó por los aspectos referidos a la economía familiar, y comenzó a estudiar para ser entrenador personal con Alon Gal un importante Coacher televisivo. Después de ello empezó a crecer el tema del acompañamiento hacia familias con problemas económicos y en ese momento él ya estaba haciendo sus estudios sobre el tema en una academia de dirección especializado en el acompañamiento a familias. Y hoy, hace ya 8 años que lleva adelante programas de ayuda a familias que se encuentran con dificultades para manejar sus economías caseras. Sigue sus estudios actualmente en la Universidad abierta de Tel Aviv como asesor económico de pequeños y medianos negocios.

Teniendo como antecedente lo vivido por su familia con la fábrica de ropa, donde de la noche a la mañana perdieron todo, Claudio se interesó  por saber cómo poder manejar la  economía familiar para que esto no vuelva a pasar.
“Yo crecí en Israel, por lo cual la facilidad que ofrece el sistema económico, ya sean préstamos, descubiertos y todo tipo de subsidios hacen que un matrimonio donde ambos trabajan pueden lograr acumular deudas en formas desmedidas, en un periodo de tiempo muy corto y llegar a cifras inimaginables…”

 

Piedra Libre: ¿Qué casos son los que incluyen este programa de ayuda?
Claudio: Al principio eran solamente familias con problemas económicos, graves. En los últimos años si bien sigue habiendo familias con problemas, también hay familias que no tienen ni siquiera descubierto pero que quieren saber si están haciendo bien sus cosas, sus inversiones, sus gastos y que igual necesitan aprender a manejarse dentro de un presupuesto. Hoy para tener un dato no menor, es que el 80% de las familias del país bancarizadas, están en descubierto y un 30% de esos casos viven un descubierto crónico, nunca estuvieron en positivo.

 

PL: ¿Cuándo las familias se dan cuenta o pueden reaccionar ante las dificultades?
Claudio: Cuando se produce un crack económico, los llaman del banco, les rebotan los cheques y les cierran las cuentas o les piden las tarjetas. Generalmente más tarde que temprano.

 

PL: ¿Qué hace que la gente no llegue a este programa?
Claudio: Principalmente vergüenza, les cuesta reconocer que no pueden manejar sus economías, o que les tienen que decir a sus hijos que no hay plata. Y les cuesta frenar el impulso de comprar compulsivamente y estar a menester de la voracidad de la sociedad de consumo que nos exige los últimos modelos para nosotros y nuestros hijos, de todo.
La estadística nos dice hoy que un tercio de las parejas que se divorcian, es por problemas económicos.

 

Claudio Chorubczyk: "Hasta el día de hoy trabajé con 325 familias, tanto numerosas como uniparentales"

 

 

PL: ¿Cuál es la primera reacción de una familia cuando llegás a una casa?
Claudio: Les cuesta mucho contar por qué les pasó y llegaron a ese punto. Se avergüenzan, sienten culpa. Una de mis primeras frases para con ellos es que no hay situación que no se pueda revertir, salvo si hubiera algún problema de salud serio.

 

PL: ¿Cual sería a tu entender los problemas generales de nuestra sociedad en este aspecto?
Claudio: Llevándolo a términos latinos, el primero es la facilidad con que nos permitimos pedalear, o bicicletear.
La rueda es así, primero gastamos más de lo que ingresamos. Así empieza a crecer el descubierto, el descubierto llega al límite y pedimos agrandarlo, y después para alejar el problema empezamos a pagar en cuotas hasta la comida del super que es un gasto que vuelve a sí mismo. Empezamos a pedir préstamos para cerrar el descubierto, lo que nos lleva a pagar cuotas e intereses, pero sin dejar de gastar, teniendo que empezar a utilizar los fondos que hemos ahorrado en las diferentes formas, ya sea de seguro o de jubilación, pero seguimos sin balancear los gastos con las entradas, y seguimos alimentando el circulo vicioso de gastar más de lo que genuinamente ingresamos.
Y lo que facilita el tema es la economía digital, la gente ya no siente los billetes en la mano, tiene tarjetas de crédito, débitos automáticos, pagos fijos desde el banco. O sea que no sabe por ejemplo cuánto gasta por cada rubro, como ser en comida, nafta, luz, comunicación, seguros…cosas que son arreglables con una simple llamada si las conocemos.

 

PL: ¿Cómo se empieza un cambio?

Claudio: Primero reconociendo el problema y tomando conciencia de que hay que hacer un cambio. No en dejar de usar las tarjetas sino en saber para qué usarlas, no como medio de financiación sino como medio de pago. El cambio empieza en el momento en que se acabaron todas las excusas.

 

PL: ¿Y cómo sigue?
Claudio: El programa que recibe la familia es de 5 a 6 meses. En mi caso, me encuentro con la familia de noche, cuando los chicos duermen, en silencio y recibo solo información de la situación económica actual y cuáles son sus expectativas futuras. En mi computadora ingreso todos los datos y confecciono un mapa de toda la situación económica de la familia, con todos sus detalles, presente y futuro, eso incluye seguros, ahorros, deudas futuras, etc. Yo hago el programa individual para cada familia. A partir de ahí junto a la familia, programamos un presupuesto familiar adecuado a los ingresos, real y posible. En muchos casos es probable que sea necesario reprogramar deuda, y empezar a cancelar algunos gastos menos prioritarios para lograr sanear la economía familiar y prepararnos a un futuro mejor, más ordenado y sin contratiempos. En todos los casos quien determina las prioridades es la familia, y en base a eso yo trabajo.

 

PL: ¿Cuándo es adecuado comenzar un programa de este tipo?
Claudio: Cuando uno siente que perdió el control de su economía. Cuando se está frente a una decisión importante de cambios, cuando se va cambiar o comprar una casa, cambiar el trabajo, casarse, divorciarse, cuando llegan los hijos. Cuando sientan que quieren recuperar el control de su vida económica.

 

PL: ¿Cómo se conectan las familias con el programa?
Claudio: Más del 50% de las  familias llegan a nosotros de boca en boca  por recomendación y aparte por publicidad en los medios…

 

PL: ¿Cuántas familias han pasado ya el programa y con qué resultados?
Claudio: Hasta el día de hoy yo trabajé con 325 familias, tanto numerosas como uniparentales. Debo decir que hemos tenido un noventa por ciento de éxito, lo cual me gratifica porque siento que más allá del trabajo en sí genero un aporte importante a la sociedad y a las familias cumpliendo una misión.

 

Si hasta hoy has vivido atrapado creyendo que no tenías salida, hoy ya sabes que recurriendo a algún asesor especialista en el tema, poniendo voluntad y decidiendo cambiar, es posible.

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

January 28, 2020

November 16, 2019

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019