Hernán Felman, vicepresidente del Keren Kayemet Mundial: “Los judíos latinoamericanos tienen un rol central en Israel”

4.6.2017

Por Adriana Cooper

Nota publicada en PL84 - Mayo/Junio 2017

 

A propósito de Yom Yerushalaim y el significado que tiene este día para el pueblo judío, hablamos con este líder que llegó a Israel hace varias décadas y precisamente en un momento vital para la capital de Israel.
 

Eran los días turbulentos del año 1967, Jerusalem era una ciudad dividida. Los judíos tenían control sobre parte de la ciudad y estalló la Guerra que luego sería denominada de acuerdo a la cantidad de días que duró, “los Seis Días”. Cuando eso ocurrió, Hernán Felman era un joven sionista que vivía en Argentina y tenía afecto por esa ciudad de la que siempre había escuchado. Creció en una familia donde el amor hacia Israel y todo lo relacionado con el judaísmo fue una constante. Por eso, no lo dudó mucho, lo dejó todo y junto a Tzipora (z"l), su novia de esos días y luego su mujer, se dirigieron a Israel para ayudar como voluntarios en aquellos momentos de caos e incertidumbre. Cuenta que durante seis meses cumplió con un trabajo en el Moshav Mevoot Betar. 
Cambiar su vida por completo en un momento tan trascendental fue algo natural para él quien ahora es el vicepresidente mundial del Keren Kayemet Le´Israel y además se encarga de la comisión de finanzas e inversiones y de todo lo relacionado en esa institución con América Latina. Desde hace más de 20 años es miembro de la Asamblea general y desde hace 11 es miembro del directorio de KKL.
Hoy, 50 años después de su llegada al país y con hijos que ya le permitieron ser abuelo, conversó con Piedra Libre sobre su trabajo y a propósito de Yom Yerushalaim.

 

Hernán Felman, Vicepresidente de KKL Mundial, hizo aliá en 1982 por motivos ideológicos, sionismo puro.
Foto: Leo Kremenchusky.

 

 

¿Recuerda su contacto inicial con el Keren Kayemet Le´Israel (KKL)?
Quienes crecimos fuera de Israel siempre teníamos esas alcancías donde juntábamos monedas para esta institución. Generalmente lo hacíamos los viernes en el colegio y también en las casas. Posteriormente y con esas alcancías se compraron tierras que hoy hacen parte de Israel. Todavía tengo un recibo que da fe de la donación que fuera recaudada en mi casamiento. Por eso considero que Latinoamérica tiene un rol central en la historia y también en el futuro del KKL.

 

Ahora que se celebra Yom Yerushalaim, ¿cómo ve a esta ciudad actualmente?
Para mi sigue siendo una ciudad mágica. Todo aquel que la visita puede dar testimonio de eso. Además del significado espiritual y de su peso en la historia sigue teniendo una presencia vital para Israel. Esto también lo vemos en varios aspectos, incluso en el tecnológico. Eso lo comprobamos cuando escuchamos la venta de la empresa Mobileye que desarrolló en esa ciudad tecnología para los vehículos sin conductor y cuya venta fue histórica por el valor alcanzado y las condiciones que tuvo. Para mí, es simplemente la capital del pueblo judío por todas las generaciones.

 

¿Hay un proyecto o acción más específica de KKL que lo haga sentir orgulloso?
Es difícil responder porque hacemos muchas cosas. Nuestro presupuesto anual es de 300 millones de dólares, una cifra importante. Ahora me da alegría recordar todos los parques que se están construyendo en zonas del país donde realmente hace falta. El propósito es ofrecer las mayores comodidades y que sea accesible para todos.

 

"El KKL está interesado en hacer progresar al Estado de Israel en todos los temas ecológicos, de tratamiento de agua, cambio de clima, etcétera". 
Foto: יהל הרמן

 

 

¿Cuál es el aporte actual de Latinoamérica al KKL y la relación de la institución con esta parte del mundo?
Latinoamérica está muy unida a nuestros proyectos y hace un aporte vital y permanente. Además de eso, estamos muy involucrados en países como Argentina donde apoyamos a más de 15 colegios judíos en proyectos de ecología y medio ambiente. También tenemos presencia en países como Chile, México y Colombia donde por ejemplo, estamos ahora apoyando a la ciudad de Bogotá en una revolución tecnológica para rescatar el río que lleva su nombre. 

 

¿A qué judío del pasado o presente admira?
Sin duda a Zeev Jabotinsky.

 

¿Cómo es su contacto actual en Latinoamérica?
En un principio hice aliá porque no quería ser judío en Argentina. Llegué a Israel donde muchos me vieron como un argentino en Israel. Después de muchos años aquí en el país, creo que el aporte que los latinoamericanos han hecho a Israel ha sido vital en los campos de ciencia, tecnología, política y también en diversos aspectos sociales. Creo que nuestra tarea es seguir luchando por ese mundo que tenemos en común. Cuando pienso en esa región, me siento a gusto. Es un sitio con el que siempre estoy en contacto. También me siento orgulloso de mis orígenes.

 

¿Hay algún sueño que le gustaría ver cumplirse?
Reparto mis sueños en el día a día, entre muchas cosas que hago y tengo la suerte de ver realizados muchos de ellos. Por el afecto que le tengo y por mi historia personal, deseo que el Keren Kayemet siga avanzando en proyectos que nos permitirán que Israel sea un lugar mejor. También espero seguirle aportando a muchos países para cumplir el precepto judío de “Tikún Olam”  y ser luz para el mundo.

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019

July 22, 2019

Please reload

Búsqueda por sección