Dai, Basta!

1.8.2017

Por Marqui Alterman Lion

Entrevista publicada en PL85 - Julio/Agosto 2017

 

Nueve veces estalla una bomba en el momento de un atentado en una cafetería en Tel Aviv. Esta es la estética elegida para la presentación teatral que pudimos compartir en la ciudad de Natania y que lleva por título “Dai basta", y que con una brillante puesta y actuación llegó a Israel de la mano de la premiada actriz mexicana Fanny Sarfati. Esto se logró gracias al esfuerzo del grupo 50 plus pnuim latinoamericanos en Israel y a una de sus líderes, Elsa Weichsel.
Directora de actividades culturales y artísticas del Deportivo Israelita de la ciudad de México, dueña de una trayectoria muy amplia y una sólida formación en las tablas, como actriz, productora y directora, Fanny cuenta en su haber con un unipersonal anterior sobre Golda Meir, “El balcón de Golda”, con el que recorrió 14 países superando las 200 funciones, y varios galardones.
Para conocer más pormenores de esta propuesta nos encontramos con ella, una persona cálida y atractiva, con una pausa para la reflexión, sin libreto predeterminado, y con un entusiasmo que desborda.

 

Diferentes personajes interpretados por la actriz mexicana Fanny Sarfati, en la obra “Dai, Basta”. Fotos: propiedad de la Productora Producciones Mafaes S.A. de C.V

 

 

Se te vio muy emocionada al final de la función ¿fue por algo especial?
Para mí fue cumplir un sueño, recibir el aplauso del público latino israelí, fue muy fuerte, como se los dije, fue muy especial.

 

¿Podés contarnos como llegaste a esta propuesta?
Yo venía de haber hecho Golda, con muy buena repercusión en todos los ámbitos posibles, y unos primos vieron Dai, en Estados Unidos; con la puesta original de su autora Iris Bahr, escritora y actriz también americana israelí, y la creyeron adecuada para que yo la trajera traducida al español. Hice las gestiones pertinentes para adquirir los derechos.

 

¿Mucha burocracia?
Bueno, a veces las negociaciones no son fáciles ya que surgen algunas exigencias lógicas y otras que no tanto, pero igual desde que la leí hasta que empezamos me llevó un tiempo interno hasta que sentí que estaba lista para llevarla adelante.

 

A partir de allí, ¿que pasó?
Vino la traducción que hizo mi hijo, me llevó tiempo elegir director, sentía que no era mi momento hasta que a finales del  2015 di con Lorenzo Letechipia, con quien ya nos conocíamos y empezamos a trabajar aun antes de firmar los derechos porque los tiempos que podés utilizarlos son limitados, y mi intención era y es poder hacer un recorrido amplio como con mi puesta anterior. Hoy ya llevamos 61 funciones.

 

¿Cómo vivís la experiencia de un monólogo desde lo actoral?
Para un actor, un monólogo es como un examen final, te puede hundir o te puede catapultar a otra dimensión, es fuerte mantener la atención del público y llenar el escenario tu solo. En mi caso también tuve la suerte de haber sido premiada como mejor actriz de unipersonal femenino del 2016.

 

Esta propuesta en especial es muy exigente con diez personajes totalmente diferentes uno del otro, todos sentados en un bar de Tel Aviv, (que quizás podría ser de cualquier lugar del mundo) y que desde una actriz de una película centroamericana, un pastor evangélico brasilero, una prostituta rusa, un ex soldado del ejército israelí, un alemán homosexual, una madre judía religiosa, una chica totalmente snobbit (cheta) y una madre palestina profesora de la universidad que ve entrar a quien va a estallar. La pregunta es ¿qué sentís entrando y saliendo a lo largo de una hora de estos personajes?
El texto es muy atractivo y juega muy bien en la interrelación de los personajes, que quizás si lo ves una sola vez se pierden algunos detalles, pero aun sin saberlo el primero te lleva al último contándote la escena, algo que hasta el final no lo podés adivinar siendo público. Sin duda un hallazgo autoral.

 

¿Con cuál de todos los personajes estás más enganchada?
Hoy en día y porque es el que más trabajo me costó te puedo decir que estoy más atrapada con el personaje de la palestina, porque me parece que redondea todo el tema. Es la que hace todo tremendamente trágico, es su hijo el que se va a explotar en la cafetería que ella está, y eso te demuestra que el terrorismo no tiene miramientos de quienes son las víctimas. Me costó trabajo como judía las ideas que ella como palestina expresa, me costaba sacarlas de mi boca, y había textos que se me olvidaban. Esta obra también me ayudó a entender el conflicto desde todos los lugares, me hizo ser un poco más tolerante.

 

¿Cuál es la devolución que recibís del público en general?
Ha sido muy padre (muy bueno). En México decidimos hacerlo en un teatro más pequeño de hasta 50 personas porque quisimos que sea una puesta más íntima, y yo me encargo de despedir al público dándoles la mano a cada uno, eso me permite también escuchar y recibir los comentarios. En la función que hice acá en Natania, hubo alguien de la Embajada de México en Israel y me dijo que aprendió mucho y hoy entiende un poquito más. Para mí esto es esclarecimiento, es mostrar esa ceguera total que es el terrorismo, que por supuesto la sociedad israelí conoce.

 

Esta función en Israel también tuvo otras características diferentes ¿verdad?
Sin contar las dificultades de último momento con el aire acondicionado en pleno verano israelí, y que el público aun así entró y se quedó, sí, se suma una causa benéfica ya que todo lo recaudado fue donado a la institución AMCHE que es la que se ocupa de ayudar a los sobrevivientes del Holocausto, al igual que mi actuación y la de todos los que componen el equipo de Dai, productora, director y el enorme apoyo  a la cultura de la Corporación Hir que nos hemos brindado sin costo alguno por dicha causa.

 

¿Qué te deja esta visita a Israel?
Pues solo agradecimientos a quienes hicieron el esfuerzo de organizar este evento y para que podamos venir, y al calor del público que puso una energía increíble. Muchas gracias a todos realmente.

 

Cuando la bomba estalla no respeta, ni credos, ni colores, ni razas. Se lleva consigo todo lo que encuentra a su paso produciendo un dolor que nos iguala. Ese es el claro mensaje que transmite “Dai, Basta”, un grito compartido.

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

November 16, 2019

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019

Please reload

Búsqueda por sección