Un nuevo año

13.10.2017

Por Cheff Guille Segal

Receta publicada en PL86 - Septiembre / Octubre 2017

 

Esperamos la llegada de un nuevo año, un nuevo comienzo, una nueva oportunidad, una libreta en blanco que rellenar mientras despedimos doce meses que nos han dejado mucha huella ¡seguro! en el plano personal, en el laboral, en el social… Esta semana he tenido la oportunidad de leer un montón de artículos y me llamó la atención uno de ellos escrito por la periodista  Chicha Rafertti ‘Siempre mira el lado brillante de la vida’. En él se hace una reflexión para concluir que, a pesar de lo que parezca, estamos en el mejor momento de la historia.
Y ustedes ¿qué ven cuando echan la vista atrás? ¿Qué recuerdan de este año que se acaba? ¿son de los que se queda sólo con lo malo? ¿De los que atrapan los malos recuerdos? O, por el contrario, son de los que se queda con lo bueno… de ese día en familia, de ese libro que tan buen sabor de boca te dejó, de esa tarde en el cine o de esa felicitación que tanto esperaban y se merecen.
Yo, como el cheff del artículo y como optimista que soy quiero invitarlos a ver el lado brillante de la vida, el lado bueno de un año que -como todos- habrá tenido momentos complicados y momentos felices, días grises, negros y soleados,… un año en el que hemos crecido ¡y no sólo en el que hemos cumplido años!, en el que hemos crecido como personas ¡seguro!
Y ahora, el 1 de Tishrei marca el inicio de una nueva etapa en la que debemos trabajar por mantener todo lo bueno que nos ha pasado en el año que nos deja. Y sumar más cosas que nos hagan felices y que nos hagan sentirnos todavía mejor. Un nuevo año en el que también aprenderemos de las dificultades que se nos presenten porque, ¡recordemos!, hemos crecido como personas y ahora somos mucho más fuertes. Shaná Tová Humetuká.
Y unos de los símbolos gastronómicos de esta festividad es la jalá de miel que se hace en forma redonda.

 

 
Aquí hay una jalá fabulosa que es perfecta para un dulce año nuevo. La pequeña trenza extra en el centro del pan en forma de escalera, es un símbolo para que podamos escalar hacia arriba en el nuevo año. Pues aquí va.

 

Ingredientes
1 huevo
1 huevo para pintar
1 pan de levadura (de 50 grs.)
1 kilo de harina
6 cucharadas de aceite
1 cucharada de sal
1-2 cucharadas de azúcar
Agua tibia: la que tome (aproximadamente 1 ½ taza)
Sésamo o amapola o sésamo para decorar
 

Procedimiento
Disolver la levadura en agua tibia y azúcar y dejar reposar durante 10 minutos. Mezclar la levadura, huevos, aceite y sal en un bol grande.
Añadir harina y agua tibia un poco a la vez y amasar bien hasta que la masa se ponga elástica.
Cubrir la masa y dejar en un lugar cálido a aumentar durante 4 horas hasta casi el doble.
Divida la masa en 3 bolas de masa, prepare tres largos rollos, ponga las puntas de los tres rollos juntos y trenzarlos. Junte las puntas. Si se desea preparar una jalá redonda, hay que rodar la mezcla de la jalá en forma de un caracol.
Coloque la jalá en una sartén engrasada y déjela en lugar templado por otra hora más.
Pintar la parte superior de la jalá con yema de huevo y dispersar semillas de sésamo o amapola.
Hornear a calor mediano 180 durante 40 minutos hasta que los panes se doren.

 

El rincón de los niños y del recuerdo al escribir esta nota me vino a la memoria las tardes en el Shule Peretz  en mi Buenos Aires querido donde antes de Rosh Hashaná además de los Shone Toives hacíamos cada uno el Foigalej personal esta jalá al cual le agregábamos: Pasas de uva, nueces, chispas de chocolate, etc. Shaná Tová.

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019

July 22, 2019

Please reload

Búsqueda por sección