La gestión de aguas de Israel y de KKL Visita de la delegación de América Latina

4.12.2017

Texto y foto: cedidas por KKL
Nota publicada en PL87 - Noviembre/Diciembre 2017

 

 

Un grupo de Latinoamericanos expertos en agua dedicó una jornada a explorar y aprender acerca del uso que hace Israel de los recursos hídricos, días antes de comenzar su participación en Watech, el congreso más importante en el país sobre temas relacionados con agua. Vieron la tecnología moderna de desalinización, el reciclaje de aguas residuales, reservorios de agua y el proyecto de recuperación de aguas del valle del Hula.
 

Delegación latinoamericana formada por los países de Chile, Argentina y Uruguay. Delegación WATEC 2017 (Water Technology)

 

El grupo de expertos en agua comenzó la jornada junto al Director del Departamento Latinoamericano del KKL, Ariel Goldgewicht, y Lin Dror, de la Oficina de Cooperación Internacional del KKL, con una visita a la planta de desalinización de Hadera. Allí, el Sr. Abraham Tenne, especialista en el tema, les explicó sobre el proyecto de desalinización en el país: “Israel no tiene suficiente agua, necesitamos por tanto proveer suficiente agua para nuestra población ahora y también en el futuro”, dijo.
Tenne señaló que un 50% de los recursos hídricos de Israel están destinados a la agricultura, un 5% a la industria y un 40% al sector urbano. Además, también suministra agua a sus vecinos jordanos y palestinos. Al mismo tiempo, existe la necesidad de ocuparse de los recursos naturales y preservar el agua en los ríos y arroyos.

 

Según Tenne, Israel tiene un crecimiento demográfico de 1,8%, por lo que se prevé que para el año 2050 la población se habrá prácticamente duplicado y pasaría de 8 a 15 millones de habitantes. Cada año, Israel utiliza 1.200 millones de metros cúbicos de agua de fuentes naturales, pero al mismo tiempo, el déficit hídrico anual es de más de 1000 millones de metros cúbicos.


Tomando en cuenta la desalinización de agua salobre, Israel produce actualmente 670 millones de metros cúbicos de agua desalinizada por año. “Hemos logrado con éxito superar dicho déficit -destacó Tenne-, pero para poder seguir produciendo suficiente agua para una población en permanente aumento, Israel necesitará construir una nueva central de desalinización cada cinco años”. Al mismo tiempo, Israel invierte en formas de energía renovable como gas natural, energía solar y centrales eólicas para brindar energía a dichas plantas y recientemente invirtió junto a Jordania para construir una planta de desalinización en el lado jordano del Mar Muerto, la que suministrará agua a Jordania, Israel y a los palestinos.

 

“El agua es un bien estratégico. Si no tienes agua, no puedes tener un país”, agregó Tenne. “El KKL ha invertido mucho en reciclaje del agua. Construyó 230 reservorios de agua y tuvo un papel fundamental en el esfuerzo por proteger los recursos naturales y aumentar la eficiencia hídrica”.

 

“Los reservorios donde se almacenan las aguas servidas tratadas son particularmente importantes para los agricultores ya que nos permiten almacenar agua de lluvia en invierno y utilizarla luego durante el verano seco. Hoy, un 86% de las aguas residuales de Israel son tratadas y recicladas para el riego y eso considerando que la cantidad máxima de aguas residuales que se puede reciclar es de 90%. Somos realmente un líder mundial en esta área”, mencionó Tenne.

 

El grupo se mostró muy interesado y el Ing. Shachar Cohen, ingeniero hidrológico de IDE, que ayudó a construir la planta de desalinización y ahora la dirige, les hizo una breve visita que concluyó con la degustación del producto final del agua desalinizada. El ingeniero les explicó cómo funciona el proceso en todas sus etapas: la bomba de alta presión, el filtro y el tratamiento de agua de ósmosis.

 

El siguiente punto de la visita fue la instalación de tratamiento de aguas residuales de Naharía y el Reservorio de Koren, donde recibieron explicaciones del Ingeniero del KKL, Eli Arie, y de Adar Snapir, de la Autoridad de aguas, sobre el uso de las aguas recicladas por parte de los agricultores locales que cultivan principalmente aguacate (palta) y bananas. Las plantas de tratamiento sirven a una población de unas 50.000 personas y producen aproximadamente 15.000 metros cúbicos de agua reciclada, que se almacena en el reservorio de Koren, construido por el KKL, explicó Snapir.

 

Delegación latinoamericana formada por los países de Chile, Argentina y Uruguay. 
Delegación WATEC 2017 (Water Technology)

 

“Este reservorio de 220 dunam (22 hectáreas) salvó a la agricultura local y a toda la región. A comienzos del año 2000 no hubo casi lluvias y casi todos los agricultores se vieron obligados a talar sus propios huertos”, señaló Snapir. “En los años 2005-2006, la planta de tratamiento y el reservorio comenzaron a funcionar y la agricultura aquí comenzó a florecer nuevamente. Después de diez años de suministro de agua de la planta y del reservorio, esta zona se transformó en uno de los productores más importantes de aguacate y banana”, agregó.
Impresionado por el impacto del reservorio y la reutilización del agua reciclada, el Ing. Eliezer

Gurovich, ingeniero agrónomo de Chile y miembro de la delegación, señaló que Israel es un líder en el mundo en tecnología de agua: “Es un país muy abierto, tiene un gran deseo de mostrar al mundo sus logros, compartir su conocimiento y adaptar sus tecnologías a las diferentes condiciones que imperan en otros países. El reservorio que hemos visto ha literalmente cambiado la vida de los agricultores. Es impresionante. El KKL es un factor crucial en la reutilización de las aguas residuales depuradas. Latinoamérica se encuentra bien detrás de Israel en este área y necesitamos llevar a la práctica estos métodos cuando regresemos a casa”.

 

Aldo Espósito, Presidente de Uiscumarr, la Unión de Industriales para el saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo y Reconquista en Argentina, visitó Israel en varias ocasiones en el pasado. Dijo estar muy interesado por la forma en que el país maneja sus recursos hídricos: “Es importante ver cómo, en regiones semi-áridas, Israel es capaz de desarrollar agricultura y manejar y poner a disposición de los agricultores el agua en lugar de dejarla desembocar en el océano”, dijo Espósito. “Quisiera traer este método de gestión de agua al regresar a mi país, tanto en términos del uso como de la conservación. Argentina es un país muy rico en cuanto a sus recursos naturales, pero somos muy deficientes en nuestra tecnología. Aquí vemos cómo Israel ha logrado manejar con éxito recursos naturales limitados. Estos proyectos se iniciaron para responder a una necesidad, pero ahora, esta necesidad ha creado un nuevo futuro”.

 

“El desafío de conservar la sostenibilidad aumenta”, señaló el Ing. Fernando Fontán, Presidente del LATU (el Laboratorio Tecnológico del Uruguay). “Sabemos que Israel es un líder mundial en todas las cuestiones relacionadas con la tecnología hidráulica”, agregó, señalando que hasta ahora Uruguay ha utilizado la desalinización en pequeña escala. “Tenemos la responsabilidad de ofrecer a nuestra gente la mejor calidad de agua, por lo que debemos aprender esta tecnología y el modo de reciclar en forma eficiente el agua. En Uruguay tenemos precipitaciones anuales buenas pero irregulares, por lo tanto, es importante aprender acerca de cómo reciclar agua para el riego”, agregó.

 

Además, Fontán mencionó: “Israel ha alcanzado un nivel excelente de uso de agua a pesar de los desafíos que enfrenta. Hemos visto cómo la agricultura puede florecer sin recursos naturales y tal vez podamos utilizar estos métodos en sitios en los que las lluvias son irregulares. Hemos creado un vínculo de cooperación y aprendimos cómo adaptar la tecnología israelí a nuestro país”.

 

Delegación latinoamericana formada por los países de Chile, Argentina y Uruguay. 
Delegación WATEC 2017 (Water Technology)

 

Hacia el fin de la jornada, el grupo visitó el Parque del Lago Hula y aprendió acerca de cómo el KKL recuperó la zona pantanosa, que se ha transformado hoy en una importante estación en el camino para las aves migratorias. Los visitantes recorrieron el parque en un vehículo especial para observar aves y vieron así la belleza de los pájaros en vuelo, la destreza de un gato montés que apareció de entre las hierbas, y la belleza de la puesta del sol del valle del Hula al final de una jornada larga pero muy satisfactoria.

 

“Los logros del KKL son una fuente de orgullo para nosotros, para el gobierno de Israel y para todo el pueblo judío”, dijo Goldgewicht. “Es un verdadero placer y honor tener la oportunidad de compartir estos logros con profesionales de Latinoamérica que comprenden realmente su significado”, cerró.

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

February 3, 2020

January 28, 2020

November 16, 2019

October 28, 2019

October 24, 2019