Jugar en primera

En una de las zonas más tranquilas de Kfar Saba, atravesando el jardín soleado y en una casa silenciosa, Rony ofrece agua, té, café, incluso mate. Avisa a sus abuelos que está todo bien, que no necesita nada y se sienta en el sillón dispuesto a responder cualquier pregunta con entusiasmo.

 

“Me llamo Rony Laufer, nací acá en Israel, pero soy hijo de argentinos, vine en la panza de mi mamá. Tengo 17 años y juego al fútbol.”

 

Foto: cedida por el entrevistado.

 

 

¿Cómo empezaste a jugar al fútbol?

Empecé a los 4 años. Mi papá, que es tan fanático de River que ya no hay lugar en la casa para la cantidad de camisetas que tenemos, me llevó a una escuela de fútbol acá en Kfar Saba y ahí arranqué. Después jugué en las inferiores de Hapoel Kfar Saba hasta que este año me pasé a Maccabi Haifa, que es uno de los grandes clubes acá en Israel, y de ahí llegué a la selección sub 17. Este último mes fuimos a la Eurocopa, que es un torneo muy importante con las mejores selecciones de Europa. 

 

¿En qué posición jugás?

De central y de marcador de punta derecho.

 

¿Por qué fuiste a probarte a Maccabi Haifa?

Yo estaba jugando en Hapoel Kfar Saba y mi entrenador Ori Sherf -hijo de Shlomo Sherf, un entrenador muy conocido- estaba en contacto con Maccabi Haifa, así que me mandó a probarme ahí.

 

Rony juega en los juveniles de Maccabi Haifa. Foto: cedida por el entrevistado.

 

 

¿Te imaginaste en algún momento que ibas a llegar hasta acá?

No. El año pasado estaba jugando en lo que acá llaman canchas de barrio y ahora juego en el mejor nivel y estuve en los mejores estadios de Europa. Es un nivel que no tenía el año pasado.

 

¿De qué cuadro sos?

Soy hincha de Hapoel Kfar Saba, porque es el primer equipo que conocí acá.

 

¿Y en Argentina por quién hinchás?

¡River!

 

Una pasión familiar, River Plate.  Foto: cedida por el entrevistado.

 

 

¿Y no te genera un conflicto personal jugar para un equipo que no es el de tus amores?

Acá es diferente. Yo no muero por el Hapoel Kfar Saba, entonces no me afecta jugar para Maccabi Haifa. Siempre doy mi 100% y pongo todo mi corazón en el partido; juego lo mejor que puedo en el equipo en el que esté.

 

¿Qué sentiste cuando jugaste por primera vez con la camiseta israelí?

Fue algo increíble. Es increíble jugar con la camiseta de la selección. Cantar el himno es algo especial, no todos llegan a eso, y para mí que lo pude hacer fue fantástico.

 

¿Cómo entraste a la selección?

Después de un campamento al que nos fuimos con mi equipo a practicar, Maccabi me mandó a una prueba en la selección ya que buscaban defensores centrales. La sonrisa no se me fue en todo el día. Fui a contarle a mi papá, que estaba trabajando, y se emocionó tanto que no pudo evitar las lágrimas. La cosa es que después de dos días de entrenamiento quedé confirmado y me llevaron a un amistoso a Ucrania.

 

Foto: cedida por el entrevistado.

 

 

¿Cuál es tu sueño, a dónde querés llegar?

Yo primero quería llegar a jugar en la selección - en la primera -, y jugar una Eurocopa o un mundial.

 

¿Cuál sería tu club ideal para jugar a nivel profesional?

Me gustaría llegar a un equipo grande de Europa, como Inglaterra o España, y retirarme en River.

 

¿Cómo vivís el día anterior o el momento anterior a un partido?

Estás nervioso, pero querés que el partido empiece y que todos esos nervios se vayan. A veces estás tan nervioso que te preguntás ‘¿para qué necesito el fútbol?’ y después cuando ganás decís ‘para esto estoy jugando al fútbol’.

 

¿Qué es lo que más te gusta del fútbol?

Cuando trabajás duro en un partido, que te cuesta y ganás, es la mejor sensación que hay. También que tu familia te mire y se emocione. Todos te alientan, mis amigos me felicitan. La gente te hace sentir muy bien.

 

 

VIDA COTIDIANA

 

¿Cuántas veces por semana entrenás?

Entreno 5 días a la semana, tengo uno de descanso y otro de partido.

 

¿Cómo te arreglás con el colegio?

Cuesta porque estoy poco en el colegio. Mi mamá me insiste con el tema, ella quería que trabajara con computadoras como mi hermano mayor, pero yo me fui por el fútbol. Igual se está amigando con la idea ahora que vio que empiezo a hacerlo de forma más profesional, y me ayuda a estudiar. Mis amigos me ayudan también, y yo aprovecho los momentos que tengo, como el viaje en tren hasta Haifa. 

 

¿Y cómo vas a hacer con la tzavá?

Tengo que ir en un año y medio; pero el ejército me da la oportunidad de, como soy jugador de selección, ir sólo dos o tres horas por día a la base. Es algo especial que se otorga para poder seguir entrenando.

 

¿Alguna vez fuiste a Argentina?

Dos veces.

 

¿Y viste algún partido?

Estuve en el Monumental, pero como fui en el verano de allá, no vi ningún partido.

 

¿Te parece que venir de una familia latina cambia en algo tu forma de vivir el fútbol?

Sí, tenemos una pasión que me parece que no tienen otras familias. Mi papá es un loco, alienta, grita, y a mí me encanta. Le metemos al fútbol mucho amor y mucha pasión.

 

Alejandro y Aída (los padres) y Leandro y Ariel (los hermanos) alentando a Rony y a toda la selección israelí, con la camiseta puesta. Foto: cedida por el entrevistado.

 

 

¿Y cómo es el hincha israelí?

El hincha israelí no se va a sacar la camiseta en el medio del partido y empezar a alentar.

 

¿Cómo se vive el mundial acá?

Acá a la gente le encanta el mundial. El problema es que la selección no participa hace mucho tiempo ya, entonces cada uno hincha por un país diferente, por los jugadores que le gustan.

 

¿Por qué te parece que Israel no llega?

En Europa hay equipos fuertes con recursos económicos. Acá el problema es que sólo los grandes equipos tienen la plata, y hay 4 grandes equipos en juveniles, entonces cuesta sacar jugadores buenos.

 

Festejando con los padres la clasificación a la euro 2018 de Inglaterra. Foto: cedida por el entrevistado.

 

 

¿Acá existe esa cultura de que los chicos chiquitos quieran ser jugadores de fútbol?

Sí, existe. Acá también el fútbol es lo que más le gusta a la gente, pero tienen menos entusiasmo. En los grandes equipos como Maccabi Haifa o Maccabi Tel Aviv sí hay mucha pasión y ahí de verdad se siente el fútbol, se vive.

 

Y si en un partido se enfrentan Israel y Argentina, ¿para quién jugarías?

Jugaría para Israel, yo nací acá, me crié acá. Mi corazón está acá y tengo un amor muy grande. Pero si metiera un gol no lo festejaría.

 

¿Y si es para alentar en un partido en el que no jugás? ¿También elegirías a Israel?

Disculpame, Messi.

 

 

En mayo se juega la fase final de la Eurocopa sub 17 en la ciudad de Chesterfield, Inglaterra. ¡Piedra Libre le desea la mayor de las suertes a la selección israelí!

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019