“Bienvenidos” a Israel a través de los ojos de un chico

Piedra Libre habló con Miky Wajnerman, un cineasta argentino cordobés residente en Israel, quien llegó al país a los 8 años y realizó en el 2017 un cortometraje sobre la primera impresión que tuvo al llegar a un lugar desconocido, donde le hablaban en otro idioma.

 

Miky Wajnerman durante el rodaje. Fotografía: Yaniv Ben Shimon

 

 

Durante el pasado 2017 el cortometraje “Bienvenidos” se proyectó en cinematecas de Israel; este año se presentará en festivales locales con la ilusión de tener nuevas fechas de proyección y posibles premios.

 

Miky tiene 29 años, es soltero, trabaja como camarógrafo en un programa de investigación en canal 11 y está cursando su último año de la carrera de cine en la universidad Sam Spiegel de Jerusalem.

 

¿Qué nos puedes contar sobre el cortometraje “Bienvenidos”?

El corto está basado en el impacto que sentí al llegar a Israel cuando tenía 8 años. Trata sobre la relación de un padre y un hijo, quienes llegan a un Merkaz Klitá (Centro de Absorción para los olim) en 1993, durante la guerra de Milgemet Ha’ Mifratz, pero no figuran en las listas y por eso deben esperar hasta que les consigan una habitación.

Es la mirada de un chico que llega a una realidad diferente, donde le dan máscaras de oxígeno de bienvenida, le hablan en un idioma extraño, acompañado por un padre sionista y algo idealista.

Luego, el chico se hace amigo del shomer (guardián) del Merkaz Klitá, un ruso que vive hace muchos años en Israel y que todavía no habla hebreo. El niño imagina que ese podría llegar a ser su futuro y se comunica con él a través de las miradas. Este trabajo lo escribí y lo dirigí yo; el corto muestra una realidad algo difícil de forma graciosa y a la vez absurda.

 

Cuando llegué a Israel no sabía hebreo y la mayoría de los inmigrantes eran rusos. Antes de ingresar al primario, tuve que ir al Ulpán de Hedera y llegué a destiempo, en la mitad de la cursada. Recuerdo estar sentado en el aula con otros chicos y de repente escuchar la música del “carrito del heladero”; de golpe todos salieron del aula corriendo y pensé: -” qué extraño, no tienen buenos modales”-, después comprendí que ese era el sonido de la campana que anunciaba el recreo. Posteriormente en el colegio primario, como los olim eran en su mayoría rusos, me asignaron una acompañante escolar rusa, que me explicaba las cosas en su idioma y en hebreo, - sonríe Miky. Igualmente, la adaptación fue más simple para mí que para mis padres.

 

Dror Ami Arduiz Benavidez y Abner Benaim. Fotografía: Yossi Olech. 

 

 

 

¿Cómo realizaron la búsqueda de actores hispanohablantes?

Fue una tarea difícil. El guión era en español y en un principio aspiré a contar con actores argentinos, pero finalmente el personaje del chico resultó ser español (madre boliviana, padre chileno) y el del padre, un actor y también director panameño, Abner Benaim. El chico se llama Dror y lo encontramos a través de la Embajada Argentina en Israel, quien nos conectó con “La Escuelita”, una ONG latinoamericana. Lamentablemente quedó extraño el acento de los personajes, un latino podrá distinguir la diferencia entre ellos, un israelí no.

 

¿Dónde se presentó y/o presentará el cortometraje?

Se proyectó el año pasado en la cinemateca de Jerusalem y también en la de Hertzlía. Los derechos los tiene la universidad Sam Spiegel, ellos deciden dónde presentarlo. Ahora lo están enviando a varios festivales israelíes.

 

¿Qué tipo de cine consumís?

Veo todo tipo de cine, y bastante de Latinoamérica, sobre todo Chile. Hay varios directores que me gustan de ese país. A parte, me llama la atención el tema de los inmigrantes en general. Creo que la cultura israelí está influenciada por el ejército y eso se refleja en la personalidad de la gente, en las costumbres, y también en el cine. Por eso me parece importante contar con más de una mirada para darle así un nuevo giro a mis trabajos. Yo me siento israelí, todos mis amigos son israelíes y la mayor parte de mi vida está acá, donde vivo bien, y por otro lado también tengo latentes mis vivencias y costumbres de Argentina.

 

¿Qué proyectos tenés en puerta?

Estoy realizando un documental que se llama “Heidy” y trata sobre la vida real de la madre de Dror, el chico que actuó en el cortometraje “Bienvenidos” y también estoy realizando mi tesis. Ambos proyectos son en español y también tratan sobre los inmigrantes. Es un tema que como ves me llama la atención, parte de los inmigrantes latinos que residen en Israel viven en un mundo paralelo, frecuentan lugares de encuentro específicos, consumen comidas y productos diferentes al israelí y suelen trabajan en limpieza o cuidando a gente mayor, donde generalmente no tienen la posibilidad de hablar.

 

Miky Wajnerman durante el rodaje. Fotografía: Guy Sahaf.

 

 

Hablamos telefónicamente con el actor principal, Dror de 11 años, quien nació en España. Su mamá es boliviana, su padre chileno y actualmente vive en Tel Aviv.

 

¿Qué rol desempeñaste en “Bienvenidos”?

Hice de hijo de “Miguel”. Llegábamos a Israel en el medio de una guerra y yo tenía que jugar con el guardia del lugar porque teníamos que esperar. También bailamos todos en ronda, eso estuvo bueno.

 

Dror Ami Arduiz Benavidez durante el rodaje de "Bienvenidos". Fotografía: Tova Dorfman

 

 

 

¿Te gustó actuar?

Si, me divertí.

 

¿Cómo fue trabajar con Miky?

Muy bien, divertido. Me llevé bien con el director, era bueno. Lo que me enfadó un poco fue que hacían mucha filmación sin parar, pero me llevé bien con todos. Me iban a buscar a mi casa y me devolvían como a una estrella de cine.

 

Dror Ami Arduiz Benavidez, Abner Benaim, Barak Cohen y Yossi Olech, rodaje "Bienvenidos". Fotografía: Tova Dorfman

 

 

 

¿Volverías a actuar?

Si, claro. También me gusta cantar.

 

¿Hay algún actor que te guste en especial?

Si, ese de Rápido y Furioso, el pelado grandote. Me gusta cómo actúa y las películas que hace.

 

¿A quién le mostraste el cortometraje?

A mi mamá, se lo dieron a ella y le gustó.

 

Sin duda el arte, en este caso el cine, transmite historias o realidades a veces desconocidas que nos pueden llegar a hacer reflexionar. Miky nos muestra una parte de los inmigrantes latinos residentes en Israel, gente que nos cruzamos en la calle, en el mercado, en el transporte público todos los días y desconocemos, personas que a veces no pueden hablar en su trabajo, como dice el director, y sin embargo tienen tanto para contar.

 

Ficha técnica de Bienvenidos, Welcome, Baruhim Habayim

Director y guionista: Miky Wajnerman

Productor: Tal Becher

Cámara: Yossi Olech

Derechos del cortometraje reservados por Sam Spiegel Film and Television School

 

Contacto:

www.facebook.com/miky.wajnerman

www.instagram.com/mikywaj

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

November 16, 2019

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019