Siete pisos, siete actores, siete cielos...

La estación central de Tel Aviv es un lugar particular. Israelíes, turistas, inmigrantes y mercantes se cruzan a veces a las corridas y otras a paso lento, para disfrutar del tiempo de espera hasta el próximo bus. En algunos pisos hay tiendas de electrónica, tatuajes y piercings, pelucas, jugueterías, prendas de bajo costo, mercados de productos asiáticos, porciones de pizza para llevar y la lista sigue. Sin embargo, si nos alejamos de la multitud, podemos transitar espacios abandonados, zonas oscuras, como también murales con graffitis asombrosos, estudios o talleres de arte, alguna que otra ONG en funcionamiento e incluso teatros.

 

 

Encontrar algo en ese lugar se asemeja a ordenar un shawarma sin humus, y no es muy probable. Mi meta era localizar un taller de máscaras y FX -efectos especiales- donde había tenido una entrevista años atrás con una mujer mexicana. Luego de ir dos días consecutivos a recorrer las plantas de forma meticulosa, consultar a los vendedores y guardias e incluso buscar a través de internet, no conseguí dar con el local. Y cuando estuve a punto de rendirme, me topé con un peculiar show de teatro llamado SEVEN. Una obra que realiza el grupo Mystorin. Y luego de contactarlos y guiándome por las direcciones de la actriz Dana Forer, que además es la PR -relaciones públicas-, quien me indicó: anda al McDonald’s, luego caminá por el pasillo que desciende del lado derecho, seguí hasta el fondo y doblá a la izquierda; tomá el segundo ascensor, marcá el primer piso, después seguí la línea amarilla hasta el final hasta encontrar una puerta blanca; llegué al ensayo donde Dana me recibió con una expresión de alivio y como recompensa me condujo hacia la directora artística de Mystorin, Yulia Ginis. 

 

Directora artística de Mystorin, Yulia Ginis. Foto: David Dector

 

 

Yulia vive en Jerusalem, es pintora, estudió artes visuales y dirige al grupo de teatro Mystorin que se fundó en el año 2007, también en dicha ciudad.

 

¿Cuál es tu rol en la obra SEVEN?

Soy la directora artística del grupo Mystorin y también de SEVEN, que es una de las obras que realiza el grupo. Aparte hay otras obras que se desarrollan en otros espacios como “¿quién mató a Arlozorov?”, que se realiza en Beit Ha'ir de Tel Aviv, entre otros. Yo vendría a ser como una guía en este barco, con respecto a la “visión teatral”. O sea, qué queremos hacer, qué deseamos mostrar, hacia dónde nos gustaría dirigirnos o en qué nos gustaría seguir creciendo. Soy quien trae al grupo una visión específica de cada proyecto. Me encargo de la dirección de actores durante los ensayos. Y aparte creo/diseño el arte visual de las presentaciones. Estudié pintura desde muy pequeña. -dice Yulia mientras sonríe de forma tímida- y eso además me ayuda a la hora de diseñar los disfraces, máscaras y la utilería. Igualmente hay gente que trabaja adentro y afuera del teatro que me ayuda a confeccionar las cosas y a realizar pruebas. Seleccionamos cada botón, cada pedazo de tela, plástico. Las texturas y los diferentes materiales son parte de la historia, por eso le doy tanta importancia.

 

¿Cuál es tu metodología de trabajo con respecto a los actores?

Usualmente propongo una idea, algunos textos y además traigo materiales como telas, plásticos, etc. para que el actor pueda comenzar a trabajar a través de la improvisación. Esto le genera a los actores la posibilidad de contribuir en la obra. No impongo una escena, ni digo “vos tenés que decir tal cosa y pararte en tal lugar”, no hacemos esas cosas. Prefiero que primero todos comprendamos el mundo ficticio que imaginé y que incluso me ayuden a seguir construyendo, para poder lograr juntos las escenas.

 

Aparte de las improvisaciones, tengo entendido que solés trabajar con determinados textos. ¿Cierto?

Sí, utilizamos textos clásicos, místicos, textos clásicos judaicos, pero no solamente. Depende mucho en cada caso. Por ejemplo, en “¿Quién mató a Arlozorov?” trabajamos con material de archivo. Ese proyecto hace referencia al misterioso asesinato de Arlozorov, uno de los líderes sionistas en los años treinta. Ese material contiene cuatrocientas páginas, por ejemplo, y esa fue nuestra base de inspiración para esa obra. Algo parecido ocurrió en SEVEN, donde utilizamos textos místicos/antiguos. Son textos diferentes, pero los usamos de base de inspiración. En SEVEN hay muchos textos de poetas ingleses como Dylan Thomas o Ted Hughes. Y los actores en vez de recitar los poemas, los cantan. Los poemas son la base de esta obra, que trata sobre la muerte, la vida y el amor.

 

¿Por qué elegiste el número siete?

Por varios motivos. Siete círculos del infierno, porque fue inspirado en la divina comedia de Dante. Recorremos siete pisos de la estación central, hay siete escenas, siete cielos como se menciona en el Zohar. Todo esto combinado los pasajes, los poemas, convirtiéndose así en un solo texto. Es una técnica similar a la que se emplea en las Beit Midrash, donde pueden extraer un texto de la Torá, o del Talmud, un artículo periodístico o un segmento de una película y luego analizarlos juntos. Una vez que juntas varias cosas y comprendés que todo podría llegar a ser uno, ahí es cuando brotan nuevos significados.

 

¿Hace cuánto tiempo existe SEVEN?

Lo creamos hace alrededor de tres años. -Dana, ¿hace cuánto tiempo está seven? - grita Yulia en dirección a la actriz. Quien responde: - desde el 2015-. Sí, sí, hace casi tres años.

 

Stefani Charitu. Foto: Issuc Shaul

 

 

¿Por qué se eligió la estación central de TLV de escenario?

En Mystorin decidimos desde el comienzo usar espacios públicos o “escenarios específicos” como es el caso de SEVEN. Donde el lugar es parte de la performance, y no es menos que un actor. El lugar es parte de la historia. Si cambiamos de locación, obtendremos otra versión de SEVEN.

 

¿Qué actividad o proyecto te gustaría hacer a continuación?

Ahora estamos interesados en el teatro emergente. Donde se utiliza a la audiencia como parte de la obra a través de la interacción. En SEVEN no hay interacción con el público. Sino que el público se va desplazando junto a los actores por los siete pisos y se sumerge en un viaje. Un viaje para los actores y para la audiencia. No posee una historia cronológica, pero sí puedo afirmar que se asemeja a un viaje emocional.

 

Y para terminar, ¿qué significa el teatro en tu vida?

Yulia se ríe y su mirada se pierde por un segundo-. Es todo en mi vida. Es una especie de trabajo que nunca se detiene. Continúa al llegar a casa. No es simple, pero es muy reconfortante. Mi vida siempre estuvo rodeada de lo creativo. Comencé con pintura a muy temprana edad y luego a mis veintiocho años me interesé por el teatro. Y ahora estoy en una fase interesante. Volví a pintar a través del proyecto sobre Arlozorov, porque parte del show es una exhibición donde expongo mis obras. Es la primera vez que puedo unir todo. Estoy feliz de tener esta oportunidad.

 

Yulia se despidió invitándome a ver los espectáculos del grupo Mystorin, que sin lugar a duda sorprenderán.

 

Para mayor información ingresar a: www.mystorin.com

Secciones:

Please reload

banner_OLIM_TLV_ESPAÑOL_NEW.gif
banner muni KS adultos en movimiento.gif
banner leon amiras.gif
Notas recientes

Pan dulce de Guille (Receta de mi madre y abuela)

December 5, 2018

1/10
Please reload

Notas publicadas

October 28, 2019

October 24, 2019

August 20, 2019

August 17, 2019

August 11, 2019

August 6, 2019