25 años sin tener respuesta

Ya pasaron 25 años y Marianella Kreiman, hija de Susy, una de las 85 víctimas del atentado acontecido en la mutual AMIA de Buenos Aires, Argentina el 18 de julio de 1994 quiso recordar a su madre de una manera diferente, de un modo que representara, reflejara lo que era ella…. "Hoy preferimos no hablar de justicia ni de impunidad, hoy hablamos de memoria, de amor, de trascendencia. Hoy podemos recordar, hoy podemos convertir el dolor en amor, a través de ayudar al otro, así como murió mi mamá, ayudando a los demás", dijo Marianella en su discurso sentido frente a un grupo íntimo que la acompañó en una actividad organizada por ella en Leket Israel, un lugar en Raanana donde reciben comida, arman cajas y luego las reparten entre los más necesitados.

 

Foto: Daniel Excel Photo

 

 

A las 13:30 llegamos al lugar y luego de escuchar a Marianella, a su hija mayor Susy, a Javier, sobreviviente del atentado, y a Dany Goldman, rabino de la comunidad Bet El en Buenos Aires, comenzamos nuestra labor de voluntariado, distribuyendo los alimentos en las cajas respectivas y limpiando las verduras.

 

Fotos: Daniel Excel Photo

 

 

Marianella agradeció a cada uno de los presentes por acompañarla en este día. "Gracias a mis tíos, a mi prima, a mi amiga Carolina que es como mi hermana, a Luli y a Daniel que se hacen presentes siempre de forma humilde y sus abrazos siempre me han dado fuerzas para el día después. En especial quiero agradecer a mis hijas Susy y Amanda, a mi esposo Alejandro que siempre han estado ahí para apoyarme, sabiendo que es parte de la vida que nos une. No es simple casualidad que Dany (Dany Goldman) y Norma, su esposa estén aquí. Estuvieron hace 25 años en todo momento, especialmente en el más difícil, al volver a la casa para shabat sin haber encontrado aún el cuerpo de mi mamá y nos acogieron y nos dieron su apoyo, como lo hicieron nuevamente hace 5 años, cuando falleció mi papá. Gracias por estar hoy aquí presentes".

 

Fotos: Daniel Excel Photo

 

 

"Este año para mí ha sido un año difícil, ya que este año cumplí la misma edad que tenía mi mamá al momento de morir", dijo Marianella con la voz entrecortada. "Como hija, siempre la vi más vieja, como me ven hoy mis hijas. Pero hoy me puedo dar cuenta que le quedaba toda una vida por delante. Le quedó ver graduarnos, casarnos, conocer a sus nietos, vivir con nosotras el día a día, le quedó mucho tiempo por vivir. Y la extraño, la extraño mucho".

 

"Se que ella me puso en mi camino a Rachi y a Javier – ambos sobrevivientes del atentado - que conocí hace 8 años, y allí entendí que todo no era muerte, sino que también era sobrevivencia y vida plena, con esa sonrisa como la de Javier y canto como el de Rachi".

 

Marianella recordó la última salida familiar que tuvo con sus padres cuando fueron al cine a ver El Rey León. " Y hoy, después de 25 años se vuelve a re estrenar. El mensaje que nos da la película es el ciclo de la vida, ese ciclo que viene con altos y bajos el cual te enseña que tienes que levantarte y seguir adelante, que no estás solo y que de ti depende que la vida continúe…"

 

 

"Fue lo más difícil que me pasó en la vida"

 

Dany Goldman también recordó lo vivido en esos días de tensión, angustia y nerviosismo.

"Recuerdo que ese día alguien me llamó por teléfono para decirme que prenda la tele que hubo un atentado. En ese momento dije, están equivocados, el atentado fue hace dos años… pero lamentablemente encendí el televisor y vi lo que estaba ocurriendo. Tomé un taxi, uno de los últimos autos que le permitieron llegar hasta la zona y al bajar, lo primero que recuerdo es ese encuentro con ustedes tres, Marianella, Claudia y Marcela y el abrazo muy fuerte que nos dimos. De allí comenzamos a recorrer hospitales y clínicas para ver si encontrábamos a mamá. Me acuerdo que fuimos a varios lugares y al caer la tarde decidimos parar un poco. Me viene a la memoria los días que dormimos en el suelo de la casa de tu papá, en la calle Conesa. Y así pasó casi una semana hasta que el domingo siguiente fui con tu papá a la morgue y reconocimos el cuerpo de Susy. Fue lo más difícil que me tocó vivir en mi vida".

 

 

¡Recordar para seguir viviendo!

 

Javier, sobreviviente del atentado, también compartió su sentir. "Cada año durante estos días vuelven a mi cabeza las imágenes del horror de aquel 18 de julio de 1994. La primera imagen es la oscuridad total de aquel instante y de esa imagen se repiten otras cientas: como fue salir entre los escombros, de los compañeros que murieron, como fue recorrer esas dos cuadras hasta llegar al frente de AMIA destruida y otras tantas imágenes que vuelven, una tras otra, cada 18 de julio, hace 25 años.

 

Fotos: Piedra Libre

 

 

Pero dentro de esas imágenes está aquella que me hizo y me hace ver cada día diferente, la imagen cuando me encontré con Kari y nos abrazamos aquella mañana del 18 de julio en Pasteur y Tucumán. Esa imagen me recuerda que siempre estás día a día, que estamos juntos  rodeados de nuestros tres soles, que en estos 25 años hemos pasado muchas cosas, muchos momentos hermosos, muchos momentos muy difíciles, pero siguiendo juntos, a pesar de todo.  Y esa imagen es la que me fortalece cada vez que la recuerdo. Esa imagen está reflejada en ustedes tres, Shai, Maia y Shiri y me hace sentir orgulloso de la familia que formamos con mami, de qué lindo es ver los logros de ustedes, del amor que nos tenemos y lo feliz que me hace que están aquí acompañándonos en este momento.

 

Gracias a ellos Marianella, estamos aquí juntos compartiendo este momento, gracias a esa amistad tan fuerte que forjaron las chicas.  Estoy seguro que tu mamá estaría orgullosa de verlas así felices y, sobre todo, ver la familia que formaste".