25 años sin tener respuesta

Ya pasaron 25 años y Marianella Kreiman, hija de Susy, una de las 85 víctimas del atentado acontecido en la mutual AMIA de Buenos Aires, Argentina el 18 de julio de 1994 quiso recordar a su madre de una manera diferente, de un modo que representara, reflejara lo que era ella…. "Hoy preferimos no hablar de justicia ni de impunidad, hoy hablamos de memoria, de amor, de trascendencia. Hoy podemos recordar, hoy podemos convertir el dolor en amor, a través de ayudar al otro, así como murió mi mamá, ayudando a los demás", dijo Marianella en su discurso sentido frente a un grupo íntimo que la acompañó en una actividad organizada por ella en Leket Israel, un lugar en Raanana donde reciben comida, arman cajas y luego las reparten entre los más necesitados.

 

Foto: Daniel Excel Photo

 

 

A las 13:30 llegamos al lugar y luego de escuchar a Marianella, a su hija mayor Susy, a Javier, sobreviviente del atentado, y a Dany Goldman, rabino de la comunidad Bet El en Buenos Aires, comenzamos nuestra labor de voluntariado, distribuyendo los alimentos en las cajas respectivas y limpiando las verduras.

 

Fotos: Daniel Excel Photo

 

 

Marianella agradeció a cada uno de los presentes por acompañarla en este día. "Gracias a mis tíos, a mi prima, a mi amiga Carolina que es como mi hermana, a Luli y a Daniel que se hacen presentes siempre de forma humilde y sus abrazos siempre me han dado fuerzas para el día después. En especial quiero agradecer a mis hijas Susy y Amanda, a mi esposo Alejandro que siempre han estado ahí para apoyarme, sabiendo que es parte de la vida que nos une. No es simple casualidad que Dany (Dany Goldman) y Norma, su esposa estén aquí. Estuvieron hace 25 años en todo momento, especialmente en el más difícil, al volver a la casa para shabat sin haber encontrado aún el cuerpo de mi mamá y nos acogieron y nos dieron su apoyo, como lo hicieron nuevamente hace 5 años, cuando falleció mi papá. Gracias por estar hoy aquí presentes".